El Portal Bulnes, donde negocios de carteras y bolsos convivían, será remodelado. El área verde estaría lista para agosto de este año.

Ivonne Geissbuhler llevaba ocho años instalada en el Portal Bulnes -a un costado de la Plaza de Armas- con su negocio de bolsos y carteras. Lo atiende junto a su esposo, quien lo heredó de sus padres, quienes llevaban más de 30 años en el lugar. Para Ivonne, el miércoles pasado fue su último día en ese histórico lugar, pues la Municipalidad de Santiago trasladó a los 22 locatarios que ahí se establecían y que a partir del 19 de junio estarán ahora en el Pasaje Irene Ariztía, ubicado a una media cuadra del lugar.

“Los locales están súper buenos, pero tenemos miedo, porque la cantidad de personas que ahí pasan es mucho menor a la que teníamos acá. Creemos que nuestras ventas van a descender un 50% aproximadamente”, dice Geissbuhler.

La remodelación del Portal Bulnes, que ya fue aprobado por el Consejo de Monumentos Nacionales, es una de las últimas etapas que se incorporarán al proyecto que pretende cambiarla la cara a la Plaza de Armas y que comenzará a mostrar luces a partir de agosto.

En el lugar, emplazado en el sector oriente de la plaza, se privilegiará la circulación peatonal expedita, posibilitando un comercio más fluido. Para esto, se desmontarán los locales comerciales del interior y se formará un paseo estilo bulevar, con nueva pavimentación y recuperando los suelos originales. A futuro se instalarán ahí cafeterías, similares a las ubicadas a un costado de la Catedral metropolitana.

Además, en el entorno que rodea al portal se repararán los pavimentos interiores y el adoquinado de la calle Compañía, desde San Antonio hasta la Plaza de la Justicia. La idea, según Ivania Goles, coordinadora del proyecto Plaza de Armas, es ir haciendo peatonales varias calles aledañas al lugar.

“La idea es devolverle una imagen como la que tenía antes la plaza, con mejor iluminación, mejores áreas verdes y más espacios para el desarrollo cultural, ya que muchos de los santiaguinos que visitan Santiago vienen a la Plaza de Armas”, comenta Goles, quien agrega que dentro de las áreas verdes se agregarán 18 nuevos árboles con más de ocho metros de alto y 12 nuevas palmas chilenas, para corregir la deuda de plantas de este tipo que fueron sacadas.

“El proyecto tiene la visión de recuperar la plaza y su entorno inmediato, tanto sus espacios públicos como edificaciones más relevantes. Para ello se han coordinado intervenciones tanto con instituciones públicas como privadas, empresas y comercio local”, afirmó el director ejecutivo de la Cordesan, Cristián Moreno.

Fuente: latercera.cl