Municipio estudia ordenanza para regular más de 150 vertederos informales en quebradas. Se busca adquirir bateas e hidrolavadoras. Entre los microbasurales detectados se encuentran sitios de Serviu y la Armada, que deberán hacer público un plan de manejo.

En medio de la crisis por la basura acumulada en Valparaíso, ayer el municipio explicó parte de los alegatos sobre el sumario sanitario que enfrenta con la Seremi de Salud desde el 15 de febrero y, además, anunció medidas futuras sobre el nuevo control, tanto en el plan como en el sector alto de la ciudad puerto.

Alejandro Villa, encargado municipal de abordar la crisis del aseo, indicó que el concejo comunal deberá despachar a la brevedad una ordenanza que exija responsabilidad sobre la basura y control de bosques a los dueños de terrenos, tanto privados como públicos.

“El requerimiento irá orientado al compromiso de limpieza, sobre todo en las quebradas, de parte de las cinco familias propietarias de fundos , además de Serviu y la Armada, quienes son los encargados de administrar los paños estatales. Ellos deberán hacer público un plan de manejo de residuos y tala de eucaliptos”, precisó el geógrafo , quien por 15 años trabajó en el Ministerio de Medio Ambiente. Villa, además, detalló que son más de 150 los microbasurales detectados en toda la ciudad.

El director del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu), Carlos Contador, en cuanto a la existencia de algún programa relacionado con los residuos de sus terrenos, señaló que “siempre estamos dispuestos a colaborar con las municipalidades, por lo que esta iniciativa será analizada una vez que nos presenten el proyecto citado”.

Desde la Armada, en tanto, precisaron que “durante los patrullajes que se efectúan en esta área se han detectado tres sectores utilizados por terceros como vertederos de escombros, tierra y basura. Estos han sido limpiados y, para evitar esta situación, se instalaron cercos en los accesos vehiculares, los que fueron robados por desconocidos. El plan actual considera la limpieza periódica, mantención de la señalética y reinstalación de cercos en los accesos vehiculares”.

En cuanto a la fiscalización de control de bosque, para la prevención de incendios, en los mismos predios, Leonardo Möder, jefe regional del Departamento de Fiscalización Forestal y Evaluación Ambiental de Conaf Valparaíso, aseguró que “es interesante lo que se plantea y lo celebramos, porque el municipio sí tiene facultades en materia forestal, lo que nos ayuda a fiscalizar la tala ilegal de bosques. En Valparaíso es común que se lleven los troncos, pero dejan todas las ramas y nosotros no tenemos atribución para ordenar la realización de cortafuegos en determinado lugar. Con un plan de prevención sí vamos a poder hacerlo”.

En tanto, el municipio anunció la solicitud formal de recursos para la adquisición de cuatro nuevas hidrolavadoras para todo Valparaíso (actualmente existe una), además de la compra de 40 nuevas bateas y recambio de papeleros, medidas que se suman a una campaña comunicacional. El plan estima un monto de cerca de 700 millones de pesos.

Fuente: latercera.cl