Vinculante o Nada: Hacia Instrumentos de Planificación Eficaces

Vinculante o Nada: Hacia Instrumentos de Planificación Eficaces
Por Jonathan Barton*

El desarrollo urbano y su expansión e influencia inevitable sobre áreas periurbanas y rurales, requiere planificación. Cada país difiere en su portafolio de instrumentos para ello y su aplicación local también lo hace en términos de calidad y seguimiento. ¿Cómo evaluar entonces la eficacia de un instrumento de planificación urbana? La prueba está en la transformación generada y cómo esta apoya una meta consensuada.

Al reflexionar sobre los instrumentos existentes en Chile y su eficacia, frente al fuerte sesgo legalista del Estado, surge la pregunta: ¿Cuán eficaces son los instrumentos indicativos? No son normativos, debido a que no obligan a una acción; son estratégicos en esencia. Son cartas de navegación, hojas de ruta. El Plan de Desarrollo Comunal y la Estrategia de Desarrollo Regional son ejemplos de ello. Pero ¿aseguran una meta establecida? El pobre o nulo seguimiento que se les efectúa, y el hecho de que no son vinculantes, provocan que influyan poco en el desarrollo urbano.

Las demoras en aprobar un Plan Regulador Comunal indican que hay luchas de poder e intereses involucrados. Aprobar un Pladeco es casi instantáneo, por razones inversas. Eso a pesar de la inversión en consultorías y muchas instancias de participación. Todo apunta a la necesidad de terminar con los instrumentos indicativos en la planificación territorial. No hay evidencia de que son eficaces. Al contrario, involucran procesos de participación que no son vinculantes y, por ende, generan frustración sobre el propósito mismo de la participación: ¿Captura? ¿Validación? ¿Difusión?

Las raíces de la planificación estratégica se encuentran en las estrategias de campaña militar. Los militares, como las empresas privadas, aprovechan con la planificación estratégica de fijar metas y lineamientos para cumplir con sus objetivos como organizaciones: ejemplos de ello son el Ejército de Chile, Codelco, Colo Colo.

Las acciones del día a día y los instrumentos utilizados, son diseñados para conseguir estos objetivos y seguir la estrategia. Ambos forman parte de la misma planificación y son simbióticos. La planificación estratégica de la empresa transnacional no es indicativa, sino vinculante a las actividades diarias y las formas de ejecución. Dedicar recursos a un instrumento o proceso no vinculante o ineficaz, será injustificable.

Las autoridades locales y regionales de administración y planificación no son tan distintas a estas otras organizaciones a partir de un factor clave: representan a sus habitantes directamente. En consecuencia, son instituciones democráticas que tienen el deber de cumplir con metas claramente definidas en la Constitución, la Ley Constitucional sobre Gobierno y Administración Regional, y la Ley Orgánica de Municipalidades, entro otros. Eso requiere una planificación integrada entre visiones, formas de participación y ejecución, actividades y financiamiento. Requiere la elaboración de instrumentos que vinculen y normen, que restrinjan a las autoridades electas en términos de sus acciones, con el deber de perseguir objetivos predefinidos. Por ejemplo, cualquier proyecto u obra debe cuadrar con estos objetivos, evitando discrecionalidad y respuestas urbanas poco coordinadas, conflictivas y de intereses pocos transparentes.

Reflexionar sobre la eficacia de instrumentos de planificación existentes y asegurar su coherencia y relevancia, implica replantear lo que se desea con instrumentos indicativos. Si la estrategia, política o plan no es vinculante, y no sirve para cohesionar las actividades de corto plazo y los instrumentos asociados, el resultado es dispersión, reacción y múltiples reclamos legales sobre iniciativas privadas parciales. De hecho, es la planificación urbana de Chile hoy.

* Jonathan R. Barton es Investigador principal del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable. Geógrafo (Universidad del País de Gales), Master en Estudios Latinoamericanos (Universidad de Liverpool) y Ph.D en Historia Económica (Universidad de Liverpool).


Por CEDEUS
Centro de Desarrollo Urbano Sustentable

El Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (CEDEUS) es un Centro de Investigación, financiado por Conicyt a través de su Programa Fondap (Conicyt/Fondap 15110020), que reúne a investigadores líderes en su campo que aportan de forma interdisciplinaria a desafíos de investigación, de formación de capital humano y de vinculación con el medio en la temática del desarrollo urbano sustentable. CEDEUS se encuentra constituido por la Pontificia Universidad Católica de Chile, como institución Patrocinante, y la Universidad de Concepción (UdeC), como institución Asociada.

http://www.cedeus.cl



Fuente: plataformaurbana.cl